ESPECIAL MENTE: Decálogo por una mente sana

Esta semana empieza la vuelta a la rutina, y encima es mi cumpleaños, así que como me he despertado con todo el buen rollo del mundo, quiero trasmitirlo. ¿Cómo? Con un decálogo que tengo en mi pared y que me ayuda ahora y siempre a cuidar algo muy importante: mi mente. Porque la vida está llena de altos y bajos, nunca es tarde para focalizar y tener en cuenta unas pautas.

coast-1834827_19201. mímate por dentro. Y con esto quiero decir que te cuides, que hagas deporte, que cuides lo que comes, que una buena aimentación y un buen estado de salud físico son la mejor herramienta para sentirse bien.

sand-768783_19202. Evalúa y reconoce los méritos que has realizado hasta el momento. No todo es blanco o negro. En la vida has hecho cosas maravillosas, has tenido momentos emotivos e increíbles, has conseguido muchas cosas. Ser capaz de valorarlo y reconocer que no todo es malo tal vez te de una nueva perspectiva.

boxing-415394_19203. Tener calma y afrontar los momentos difíciles. Sé que suena fácil, que después no es así, que cada circunstancia es un mundo; pero ser consciente de lo que se presenta, respirar por un momento y buscar una solución es mil veces más útil que esconderse, huir u obligar a que alguien sea valiente por ti. Debes afrontar lo que se te presenta para adquirir una experiencia positiva.

reading-1698771_19204. Disfruta de un momento para ti. Pintar, escribir como hago yo, fotografíar la vida, visualizar películas, hacer deporte, reunirte con el equipo de petanca, leer por quinta vez tu libro favorito, volver a tocar temazos con tu grupo o  simplemente andar son cosas propias, personales, agradables y sin duda una fuente de oxigenación mental. A veces, el mundo es más sencillo cuando somos capaces de tener nuestro momento. Busca ese momento, aunque creas que no lo hay, y saca partido a las sensaciones que ello despierta en ti.

people-2567915_19205. Practica el optimismo. Y me explico, siempre van a pasar cosas ¿y si le damos la vuelta? Sí, tu novio te ha dejado ¿y qué? Tienes una excusa para tener más hueco en casa, ver a tus amigas y apuntarte a clases de salsa. Tu coche se ha estropeado, pero tengo una bicicleta. O, yo que sé, tengo un brazo escayolado… guay, tengo asiento preferente en el bus y es el lienzo perfecto para mis amigos.

vision-2372177_19206. Sé realista. Y por ser realista me refiero a tus metas y sueños. Lo que no puedes esperar es ser un gran pintor si no has pintado en tu vida; tampoco puedes ser el mejor escritor si no lees, no escribes, no te comunicas o no haces lo posible porque alguien se fije en tu trabajo. La clave está en pensar de forma objetiva lo que puedes dar y hasta dónde puedes llegar. Una vez sabido esto, fijate tus objetivos y siguelos a base de trabajo, ilusión y motivación. Porque nadie te va a motivar como tú mismo.

snail-1447233_19207.  Adáptate. Y esto es aplicable a todo. no siempre las cosas sale como uno espera, así que a veces dejarse llevar y adaptarse a lo que pase alrededor es la única manera de seguir hacia adelante sin estar amargado.

camera-514992_19208. Buenos recuerdos = grandes armas. Recordar los buenos momentos y canalizar ese sentimiento para avanzar es una de las mejores formas que tengo para levantarme por las mañanas. En mi caso tengo siempre a mano las fotografías de mis mejores amigos, mi titulo universitario, los recuerdos de los viajes más destacados; una lista de reproducción de aquellas noches de carcajadas y abrazos, un marco con petalos de la flor que le regalé a una de las personas más impornantes de mi vida, etc. Los pequeños detalles que te recuerdan quien eres son los mejores aliados para no olvidarnos nunca de quiénes somos y de dónde venimos.

men-2425121_19209. ‘Dientes, que es lo que les jode’. Tú también conoces este dicho tan popular para enfrentarse al mundo. Bien, pues sentid del humor. De ese que sale cuando te caes de una forma espantosamente ridícula delante de todo el mundo. Risa de esa que se contagia. Búscalo, el sentido del humor está ahí. Principalmente porque las cosas tienen la importancia que tu decides que tengan, el valor que tú mismo decidas darle. Y cuando te ríes de ello, es la manera más pura de decirle al mundo que no necesitas la opinión de los demás, porque no es tan importante.

woman-918981_192010. Haz cada día un balance general. ¿Qué es aquello que ha ido mal y cómo podría haberlo cambiado? ¿Soy yo el problema, loe s mi actitud o es que me tomo las cosas demasiado a pecho? Antes de dormir, resolver estas pequeñas dudas te ayudarán a descansar, cambiar tu punto de vista y ser una mejor versión. Además de esto, en mi caso, desconcecto de todo leyendo antes de dormir. Es una terapia más curativa de lo que parece y se nota la diferencia.

¿Qué te parecen estos consejos? Cuéntame tus trucos para estar siempre feliz y afrontar cada año con más ilusión y energía. Nosotros nos vemos por tierras internautas más pronto que tarde ¡prometido! Feliz inicio de año y recuerda: “un día sin sonreír es un día perdido”.