BELLEZA: MÉTODO SAHO, LA TÉCNICA JAPONESA DE CUIDADO FACIAL QUE ESTABAS ESPERANDO

Hay varias cosas en la vida que son innegables. Que el cielo es azul, que todo el mundo ama las croquetas y que las japonesas tienen una piel impecable. Pero ¿cómo lo hacen? Aquí te traigo el llamado método Saho, una famosa técnica japonesa que está especializada en el cuidado facial que está inspirado en la famosa ceremonia del té, que por cierto, tengo que probarAquí te enseño los pasos que cuidadosamente llevan a cabo y el truco definitivo para que cuides tu piel como nunca lo has hecho.


PASO 1. Doble limpieza. Sí, no basta con una vez. Básicamente este paso lo que busca es no solo eliminar la suciedad de todo el día sino eliminar en profundidad todas la impurezas y la piel muerta. ¿Cómo lo levamos a cabo? Atenta. La primera limpieza debe hacerse con leche limpiadora que elimine toda la suciedad. Después, con un limpiador de textura más jabonosa hacemos una segunda limpieza en profundidad. Créeme, se nota muchísimo.

Hidratación-Facialshutterstock_597792818PASO 2. Doble hidratación. Sí, no vale con una simple crema facial, hay que dedicar un poquito de tiempo a dar una hidratación cómo es debido. Para empezar deberíamos aplicar un tónico facial que estabilice nuestra piel y la refresque después de la limpieza. A continuación empezaríamos con esa doble hidratación. La primera fase sería con un sérum (que si no sabes para qué sirve te lo resumiré: el Sérum tiene una alta concentración de ingredientes activos, se aplica siempre antes de la hidratante y su trabajo está en profundizar en la hidratación de la piel desde el interior). La segunda hidratación viene después de haber aplicado el sérum. Es entonces cuando aplicamos el contorno de ojos y la crema hidratante. Así, nuestra piel está doblemente hidratada y lista para proceder al maquillaje si fuera necesario. Existen marcas que tienen el SÉrum, la crema y el contorno de ojos para poder realizar este tipo de rutinas como este de Olay o Neutrogena.

img_skincare_saho_13
Diferentes técnicas de aplicación de producto en el rostro. Fuente: Sensai

EL TRUCO ESTA EN LA DOBLE APLICACIÓN. Pues la aplicación se hace de forma ligera posando el producto en la palma de la mano y después, frotar nuestras manos para obtener calor y hacer un poquito de presión en nuestro rostro con ligeros masajes circulares. Así, trasmitimos el calor de nuestras palmas, masajeamos relajando nuestro rostro y nos aseguramos de una aplicación profunda y perfecta en la piel. Aquí tienes un par de videos ilustrativos realizados por Nivea e Yves Rocher sobre cómo aplicar correctamente una crema facial.

¿Te suena el método? Yo algo había oído sobre esto pero no realizo la técnica exactamente igual. De hecho voy añadiendo cosas como un Spray facial a base de hojas de té que me hidrata en mi día a día, uso mascarillas de barro con regularidad y además están las máscaras hidratantes ¡son increíbles!

Pero si algo he aprendido sobre el maquillaje es que cuanto menos me maquillo, menos maltrato a mi piel y, al final, menor número de productos de cuidado personal necesito en mi día a día. De hecho, hoy más que nunca me maquillo lo necesario, y en mi día a día apenas me aplico nada. Y se nota. Si quieres más consejos sobre bienestar personal o cómo cuidar tu dieta no olvides pasarte por la sección NUTRICIÓN&BIENESTAR del blog.

Nos vemos por tierras internautas.

 

Anuncios